martes, 7 de octubre de 2008

Fotografiando

Desde hace un tiempo a esta parte he sentido que mi fiel Canon A520 me ha quedado chica, así que decidí empezar a sacar fotos con una cámara análoga que mi mamá me prestó, una Zenit 12 XP ¡que se ve y pesa como un tanque!... creo que debí empezar con esto, pero bueno, es lo que hay.

He estado una semana ya descubriendo qué es qué y sacando fotitos. Es bien loco como una se vuelve más exigente a la hora de tomar fotos, con cámara digital en mano disparo, y aunque en general quedo contenta con el primer intento, tengo la comodidad inconciente de que puedo hacer varios intentos si no me gusta la primera foto, incluso ver lo que he fotografiado en la pantallita elecedé... ahora siento que tengo que cuidar el royo. Cuando lo compré pensaba en que treinta y seis fotos es muy poco, que se me irían en un día... ¡que ingenua!

Una de las cosas que tendré que desarrollar es la paciencia, después que termine el royo (¡si llego a terminarlo!), tengo que mandar a revelar las fotos (y será así hasta que tenga un cuartito para hacerlo yo misma), así que los tiempos creativos cambiarán mucho con esta cámara.

2 comentarios:

marga dijo...

mi ex tenía una Zenit cazadora que sacaba unas fotos geniales
incomparables

suerte con tus incursiones fotográficas

:)

Srta. Russ dijo...

Muchas gracias Marga :)
He leido que las Zenit en general son bastante buenas (y además baratas, lo que hace más fácil pensar en tener una propia más adelante :D)

Besos!

Publicar un comentario