viernes, 9 de enero de 2009

Sobre leer

Tengo un estante con libros en la entrada de la casa, tengo algunas cosas de Tellier, de Rojas, unos tremendos tomos de Neruda y Huidobro. Hasta algo de Lorca. También algunas cosas de Baudelaire y Rimbaud. Rilke también. Y Oscar Wilde. La Divina Comedia, Ripley in Peligro (que me parece absurdo leer por ahora), La Revolución de las Nanas, Mujeres que corren con lobos, Santa María de las Flores Negras, Tengo Miedo Torero. Tampoco faltan los libros sobre arte e ilustraciones. Y hasta hace poco tenía un pequeño diccionario Larousse que ha desaparecido.
Libros heredados, rescatados, regalados, algunos comprados.

Teniendo todos estos libros (y más) no me animo a leerlos. Creo que soy un poco obsesiva, pero a veces pienso que lo ideal es formar tu propia biblioteca con libros que has leído y no libros por leer… pero creo que esto es una excusa mía, porque últimamente (¡digamos hace años!) que no estaba disfrutando de leer. Sentía mi cabeza llena de nubes y poco retenía y cavilaba de lo que leía. Incluso en cuanto a comunicaciones, ya sea escrita o hablada había estado un tanto dormida. Algo así como en un coma comunicacional, el cerebro funcionaba, si. Pero no había mucho que pudiese decir.

Hoy me siento más o menos igual. Pero como despertando del coma. Y estoy enamoradísima de las instancias que encuentro para leer. Me recuesto y leo varias horas al día, a veces entre-cortadas, otras de seguido y me doy cuenta que extrañé mucho ese pasar de imágenes en mi cabeza mientras las letras forman palabras y luego frases y luego párrafos.

3 comentarios:

mifilosofiadelaAalaB dijo...

Cuando yo era chika, leia lo k fuera, cualkier libro me daba igual, a todos les sorprendia k leyera tanto, a medida que fui creciendo me fui poniendo mas selectiva por supuesto, pero leia la misma cantidad o mas....En muchos momentos cuestione mi cordura por ese habito obsesivo, que por k no preferia mas leer k existir de adeveras y ñoñeses como esa.

Pero.............Cha chan!
Llegue a la universidad y cage, habia taaaaaanto por leer, no solo los k te pedian leer, sino los muchos otros nuevos k descubria, lei tanto k ya casi no leo, ademas de lo me piden k lea.

Tenia un promedio de minimo 20 libros al año, ademas de lo k me pidieran leer.
Ahora comienzo y no termino los libros, en realidad casi ni avanzo, de 20 libros pase a con suerte 3...

En fin, Ojala k cuando termine de estudiar vuelva el placer.

Saludos

vico dijo...

hola! pues leyendo tu post y pensando en mi vida creo que tengo tiempos que leo una cosa, tiempos que leo otras, pero siempre tengo que tener algo para leer a mano. Y hay libros que son claves en mi vida, a los siempre termino volviendo. No llevo la cuenta de los libros que he leido en mi vida, ni tampoco al año pero el tema del internet ha hecho que disminuya mi lectura por ese lado de los libros y aumentara por el lado del ciber espacio desde donde he bajado libros enteros!

un saludo,

marga dijo...

claro, las bibliotecas han de ser de libros leídos...

siempre es grato leer, ojalá yo tuviera más tiempo como en otras épocas

Publicar un comentario